Luego de un largo viaje, van a cenar y al terminar corren a dormir porque están cansadas y con mucho frío. Al día siguiente, se levantan muy temprano para decidir que actividad podrán realizar ese día. Las tres están muy indecisas por el cansancio pero finalmente deciden ir a hacer arco y flecha, ya que las tres lo desean mucho. Después de preparar todos los utensilios para la actividad del día, se escucha un ruido muy fuerte y se dan cuenta que eran sus panzas que tenían mucha hambre, entonces van a tomar un buen desayuno.
En el desayuno hay medialunas de manteca y tostadas con dulce o dulce de leche. Allí el encargado de las actividades les dice que la camioneta para llevarlas a la actividad sale en quince minutos. Rápidamente comen las medialunas, vuelven a la cabaña a recoger los materiales y por suerte llegan a tiempo a la camioneta. Al llegar, el encargado de arco y flecha les explica cómo lanzar la flecha en el blanco.
De repente sentís algo que vibra en tu bolsillo, te asustas mucho creyendo que es tu madre. Abrís el celular y lees que la que te estaba llamando era ella, rápidamente le preguntás a tus amigas si atendés o no, ellas te contestan que no y que lo apagues.
Al empezar, las tres están muy nerviosas ya que es su primera vez en realizar arco y flecha. De repente, escuchás el ruido de una camioneta llegar y le preguntás al encargado si iba a llegar más gente, él te contesta diciendo que no sabía. Luego, mirás para atrás y ves una camioneta llegar, te asustás mucho porque crees que podría ser tu madre. Por eso te escondés detrás de un arbusto por las dudas. Al observar, baja mucha gente de la camioneta, ves que la última pasajera baja y te relajás porque por suerte ninguna es tu madre. Pero al segundo, Mona sorprendida te dice que te des vuelta. Al instante, lo hacés y observas a tu madre, ella tiene una cara muy enojada que nunca antes habías visto. Tu cara se vuelve pálida y todo tu cuerpo empieza a temblar. Observás que tu mamá empieza a buscarte por todos lados y de repente te encuentra. La ves venir con una cara muy enojada. Al llegar te dice gritando muy alto:
-KATE SOFÍA DE LA ROSAAAAAAAA ¿CÓMO SE TE OCURRE HACERME ESTO A MÍ?- Exclama tu madre.
-Perdón, perdón, perdón, no fue mi intención. Pero al ver que no crees que soy grande para poder cuidarme yo sola me enojé mucho- decís llorando.
-Esto se acaba acá- Exclama tu madre.
Enseguida te agarra de la oreja y te sube a la camioneta para que las dos regresen a casa.

sdcsdcv.jpg


FIN