Habiéndolo pensado detenidamente, el detective Scott finalmente decidió aceptar el millón de dólares que le habían ofrecido, ya que por más que él quisiera demostrar que era capaz de resolver el caso, nunca podría obtener esa suma de dinero de ninguna otra forma y le asustaba terriblemente la idea de que lo intentaran matar.

Al día siguiente de tomar esa decisión, luego de llamar a Rodriguez para confirmar el trato, el detective Scott se dirigió a su oficina y tomó la cinta de grabación ya que era la prueba más esencial de toda su investigación y la quemó inmediatamente.

Días después, el detective Scott anunció a sus superiores que cerraría el caso debido a la falta de pruebas.

FIN


¿Qué hubiera pasado si el detective hubiera querido salvar su dignidad y confesado lo que sabía? Descubrilo acá.

¿Qué hubiera pasado si desde un principio el detective hubiera decidido buscar más testigos? Descubrilo acá.

Autoras: Candela Moure y Florencia Piacente.

IMG_4902.JPG