Wenceslao y yo


Wenceslao y yo corríamos rápidamente; la adrenalina abarcaba la mayor parte de mi cuerpo; la otra parte era dominada por los nervios que sentía. Las gotas de sudor recorrían lentamente mi piel, mientras un golpe de viento parecía secarlas. Observé la casa, noté esa sombra indefinida. Intenté recordar paso a paso lo que había ocurrido, pero era imposible; mi mente estaba abrumada. Había pasado todo muy rápido.
¿CUÁL SERÁ LA AVENTURA?

¿CUÁL SERÁ EL ENIGMA?

¿CUÁL SERÁ LA VERDAD?

¿CUÁL SERÁ SU FUTURO?

¿QUIÉN SERÁ EL CULPABLE?

¿ALGO MÁS EXTRAÑO?




El encierro

Era una noche fría. Surgió un problema en el centro de investigación. Cuando de repente la alarma se activó, todo el edificio se cerró y Smith, Peterson y yo quedamos atrapados en el edificio.

¿Te animás?

¿Y ahora?

¿Qué habrá pasado?

¿Dónde está el crimen?

¿Vos lo podés creer?

¿Qué ocurre en el Centro de Investigación?